HABLANDO DE EMOCIONES


La Sabiduría de las Emociones

 

“A veces nos sentimos desbordados por emociones como el miedo, la ira, los celos, la culpa o incluso la alegría. Creemos que amenazan nuestra paz interior, y por eso a menudo preferimos ignorarlas. Pero las emociones en realidad son valiosos mensajes cifrados que nos dicen mucho sobre nosotros mismos. Si aprendemos a escucharlas y a dialogar con ellas, nos abrirán un nuevo horizonte vital, lleno de serenidad y mayor compresión de quienes somos”.

El miedo, el enojo, la culpa, la envidia, la vergüenza, son emociones que todos conocemos y que alguna vez hemos sentido. Cuando no sabemos que hacer con ellas, cuando no hemos aprendido a ver qué problemas nos señalan y cómo resolverlos, se convierten entonces en puro padecimiento. Pero no es su único destino. Como en el plano físico, en el que cada órgano cumple una función específica y necesaria, en el universo emocional cada emoción cumple también una función de igual importancia.

 

Señales vitales

Una emoción es una tonalidad anímica. Ciertas emociones nos informan de lo que “tenemos”, como la alegría, la gratitud, la confianza o la solidaridad, y naturalmente son emociones agradables. Otras nos informan acerca de algo que nos falta, como la tristeza, el miedo, la envidia o la culpa. Estas emociones son, sin duda, dolorosas y por una confusión respecto a ellas las solemos llamar “negativas”, cuando en realidad no los son. Por el contrario, todas las emociones dolorosas son valiosísimas señales que nos remiten a problemas que estamos experimentando en ese momento. Por ejemplo, la envidia se define como un agudo dolor que es activado por la percepción de alguien que ha alcanzado algo que deseamos y no tenemos y que nos remite a nuestros propios deseos insatisfechos.

En este sentido podemos comparar a cada una de las emociones con la luz roja del salpicadero del automóvil que se enciende y nos indica que queda poca gasolina. Sin duda es desagradable y eventualmente doloroso encontrarse con la luz roja, sobre todo si estoy en medio de la carretera y desconozco dónde está la próxima gasolinera. Pero es necesario distinguir que el problema no es la luz sino lo que pone en evidencia: la falta de combustible.

Mente y emociones

La mente tiene un papel destacado en la gestión de nuestras emociones. Está en continua interacción con ellas y con frecuencia quieren cosas diferentes: “Quiero acercarme a tal persona y la mente me frena”… “Quiero mudarme de casa y la razón se opone”.

Los diálogos internos nos han hecho creer de forma errónea que entre mente y emociones existe un antagonismo natural. Y esta conclusión errónea complica aún más las cosas. Al no saber que hacer con las emociones, intentamos resolver los problemas que ellas nos presentan dominándolas o suprimiéndolas. Por ejemplo, estoy en una reunión de trabajo, me siento triste y tengo ganas de llorar. La mente inmadura dice: “¡cómo vas a llorar aquí… estás loco…! Siempre tú con tus necesidades extrañas… déjate de tonterías y presta atención a lo que dicen!”.

Sin embargo, la relación esencial entre la mente y las emociones es de complementariedad. La función de la mente es coordinar y posibilitar las emociones y éste es, precisamente, un rasgo de madurez. Cuando la mente ha alcanzado esa madurez, ante la situación del ejemplo anterior responde: “Llorar aquí es difícil, se te va a hacer todo más complicado. Te propongo irnos lo antes posible y que cuando lleguemos a casa llores todo lo que necesitas, ¿qué te parece?”. La mente madura reconoce la realidad del impulso emocional y lo respeta, evalúa las condiciones externas y sobre esa base propone algo. Propone pero no ordena.Cuando padecemos una emoción dolorosa crónica eso nos indica una actitud inadecuada de la mente que evalúa la realidad, o al menos parte de ella, de forma errónea. Es entonces cuando transformar ese juicio se convierte en algo muy necesario. Por ejemplo, si tratamos siempre de reprimir nuestro enfado consecuencia de que deseamos ser tranquilos y seguros, la mente rechazará aquello que no coincide con nuestro ideal sobre nosotros mismos.

Nosotros somos tanto nuestra mente como nuestras emociones. Nuestro destino “psicológico” dependerá de la relación que establezcamos entre ellas: podrá ser un camino en el que predomine la insatisfacción y el sufrimiento o, por el contrario, un camino que recorramos tranquilos, aprendiendo y con la paz emocional que produce el sentirnos sabia y amorosamente respaldados (por nosotros mismos).

EL MIEDO

LA CULPA

EL ENOJO

LA EXIGENCIA

LA ENVIDIA

Introducción a la Autoasistencia Psicológica

Parte 1

Parte 2

5 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Meagan
    jun 06, 2012 @ 02:09:22

    I enjoy studying a publish that can make people think. Also,
    thanks for permitting me to write!

    Responder

  2. Charmain
    jun 13, 2012 @ 11:44:11

    Thanks for writing this!. I really feel happy for reading this. Your Blog brought me some things to light that I never would have thought about before reading it.
    You must continue this, I´m sure most people would agree with me that you´ve got a gift!!!.

    Blessings!!

    Responder

  3. Madre Sigal-lia
    jun 13, 2012 @ 16:21:38

    Thanks for your Comments!!

    I am glad that Entries and Pages of this Blog help people who need it as so published: Sow seeds of understanding and transformation for the benefit of all beings

    Blessings!!

    Gracias por vuestros Comentarios!!!

    Estoy feliz de que las Entradas y Páginas de este Blog ayuden a las personas que lo necesiten ya que para eso fueron publicadas: Sembrar semillas de Comprensión y de Transformación para beneficio de todos los seres

    Bendiciones!!!

    Responder

  4. Noelia Estrada
    ene 12, 2013 @ 00:08:44

    Hola, mi nombre es Noelia, soy Sagitariana ascendente Escorpio. Soy muy emocional y no sé cómo calmar mis emociones negativas (odio, miedo, depresión, rabia, …). Gracias

    Responder

    • ღॐ Madre Sigal-lia ॐღ
      ene 12, 2013 @ 11:56:38

      Hola, Noelia

      Muchas Gracias por escribir. Aquí está mi posible ayuda, espero te sirva. También, si puede ser, por favor, dime dónde tienes tu Luna.

      Las emociones se calman con el Agua y el aire libre, la Naturaleza. Estaría bien hacer deporte como natación o senderismo, por ejemplo. Y, luego, podrían tratarse las emociones.

      También a través de la Meditación comprenderás que:

      Respetarse como ser único es una visión que dá entereza e integridad y Fé en tí mism@, reafirma tu identidad y la de los demás.

      Basándose en el respeto personal renuncias a la valoración externa; es decir, mi valoración vendrá por sí sola y a través de mi escucha interna.

      La Libertad plena emerge cuando soy consciente de el equilibrio entre mis derechos y mis responsabilidades; la Libertad marca el límite entre lo mío y lo de los demás. Amo cuando respeto y dejo al otro Ser, como yo lo hago conmigo mism@.

      Si me siento libre, mis emociones se calman, me encuentro cómod@ y relajad@.

      *** Posible Ejercicio de Meditación:

      Deja a un lado toda preocupación de si puedo o no puedo visualizar, o la mente no deja de hablar, … Solo fluye, con el tiempo y la practica todo mejora para bien.

      “Lleva tu imaginación a visualizar o sentir que cada ser humano es como una flor y el mundo como un jardín,… El sol brilla sobre éste y con sus rayos baña de Luz y Energía a todo el lugar y a todas las flores… Tómate tu tiempo…

      Muy bien…

      Ahora, aparece frente a ti una gran Puerta… Visualízala, imagínala o siéntela como quieras…

      Esta gran Puerta se abre y te dá la Bienvenida a un mundo Dorado… un mundo Dorado como Dorado es el Sol de la Primavera… Un mundo recordado que te llena de Fé y Felicidad…

      Ahora, en estos momentos, estás en ese lugar, tranquil@ y sosegad@… Vas caminando, paseando por este lugar que puede ser también un jardín o cualquier otro sitio desde el cual puedas ver árboles y plantas, un lugar que te despierte al Amor, a ese mundo recordado que te llena de Fé y Felicidad…

      Concéntrate, si puedes, en los distintos tonos de verde si es un campo, las sombras y la Luz del Sol, la arena si es una playa… Tómate tu tiempo y disfruta de ese lugar y las maravillas que te ofrece…

      Muy bien…

      Imagina, visualiza o siente a una bella Mujer vestida con un traje hecho con el paisaje que te rodea… Ya seas hombre o mujer, reconócete como parte de esa vestimenta y siente la presencia de esa Mujer…

      Percibe la Paz y Armonía Interior que Ella te proporciona, así como el Amor que bulle desde lo más profundo de tu ser cual si fuese un manantial… Siéntelo…

      Todas las formas de vida que te rodean se conectan entre sí en el tejido de su traje y brillan en las Energías Creativas que irradian de su persona… Sientes, comprendes…

      Toma conciencia de que ahora esas Energías están dentro de ti…

      Ahora, rodea tu dedo pulgar de tu mano izquierda con los dedos de tu mano derecha durante unos minutos, o los que sientas…

      Luego, haz lo mismo con el dedo índice…

      Después, con el dedo corazón…

      Más tarde, con el dedo anular…

      Y termina, con el dedo meñique…

      Haz lo mismo ahora con los dedos de tu mano derecha…

      Muy bien…

      Tus manos y tus brazos laten en estos momentos con la necesidad y la capacidad de Amarte y Cuidarte… Al Amarte y Cuidarte puedes Amar y Cuidar de todo lo que ves…

      Tus acciones a partir de hoy son verdaderas, son puras y la pureza es la Madre de la Felicidad…

      En esta Paz, imagina, visualiza o siente que tu mente danza de felicidad… Puedes dar y recibir Felicidad…

      Entiendes que la Felicidad surge de las relaciones realizadas con responsabilidad, con lo mejor de ti mism@, participando, cooperando, y siendo responsable… Todo empieza cuando te Amas a ti mism@…

      Siente ese Amor hacia a ti… Tómate tu tiempo…

      Cuando lo sientas, realiza unas cuantas respiraciones profundas… y ve moviendo lentamente tu cuerpo para ir volviendo al aquí y ahora…

      Bienvenid@”

      La técnica que has hecho con tus dedos durante la Meditación puedes practicarla en infinidad de situaciones en las que te sientas acobardad@, presionad@ o desbordad@: Antes de pasar cualquier tipo de prueba o examen, en los momentos de estrés en el trabajo, reunión, estudio, encuentro, en la antesala de algún profesional, …
      Basta con sujetar cada dedo durante unos minutos. Primero lo haces en una mano, luego la otra; y de una forma sencilla y rápida, calmas y equilibras las emociones, en poco tiempo.

      Intenta cada día Meditar, esto es importante para calmar tu mente; puedes hacer ya sea esta Meditación que te acabo de escribir o la que sientas mejor para ti.

      Espero haberte sido útil. Ya me cuentas, si lo deseas. Si necesitas contactar conmigo puedes hacerlo a través del Chat en este Blog y/o Skype.

      Bendiciones

      Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 218 seguidores