FUERA EL MIEDO A LOS CAMBIOS


Lo único que no cambia es el cambio. La vida es movimiento; de lo contrario, estaríamos muertos. Sin embargo, nos cuesta afrontar novedades, salir del confort. Hasta que llega el caos en forma de crisis existenciales.

Metidos en la experiencia de la dualidad, los humanos nos debatimos entre el orden y el caos. Como predijo Heisenberg en el Principio de incertidumbre, no se pueden predecir los acontecimientos futuros con exactitud si ni siquiera se puede medir el estado presente del universo de forma precisa. Dicho de otro modo, no sabemos, ni podemos, controlar lo que sucederá dentro de nada. El control sólo es una falsa ilusión con la que algunos se quedan algo más tranquilos.

Si todo estuviera siempre ordenado, no existiría la creatividad, ni el cambio, ni la curiosidad. Ni tan siquiera la tarea de ordenar. Permanecer en el orden le hace a uno rígido, inalterable, previsible y hasta obsesivo. Claro que, a su vez, el orden confiere seguridad, permanencia, especialización y estabilidad.

 

Vivir siempre en el caos o en el orden más absoluto es agotador. Por eso, la clave es encontrar orden en el desorden tal y como proclaman los partidarios de la Teoría del Caos, o como comprueban a diario todas la madres que intentan ordenar la habitación de sus hijos.

Todo tiene su función

 
 

 

El color celeste alegre de tus células cuando estás en positivo contagia positivamente al citoplasma y a las membranas celulares

El color celeste alegre de tus células cuando estás en positivo contagia positivamente al citoplasma y a las membranas celulares

“En las crisis, el corazón se rompe o se curte” (Honoré de Balzac)

Muchos hemos experimentado lo dramáticamente juguetona que puede llegar a ser la vida; pone en desorden aquello que creemos tener ordenado hasta la perfección. Cuando afecta a nuestra identidad, hablamos de crisis existenciales.

Se caracterizan por un estado letárgico y oscuro del que parece que no saldremos jamás. Nos hacen sentir incapaces de tomar decisiones. No hay claridad, no hay futuro. Sin embargo, las crisis existenciales tienen su función. Advierten que hemos postergado nuestra evolución en aras de la seguridad, el placer o la falacia de eternidad que a veces adjudicamos a los objetos y también a los sujetos. En segundo lugar, sirven en bandeja una lección: es en el caos donde se produce el milagro del aprendizaje. Y en tercer lugar, proporcionan posibilidades, entre ellas, la de reinventarnos.

Diferentes crisis, toda una vida

“En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra” (Eugenio Trías)

Porque la vida es movimiento, pasaremos por diferentes etapas que solo podremos resolver surfeando sobre una crisis. Al margen del desarrollo evolutivo, con puntas críticas como la adolescencia, la crisis de mediana edad y la vejez, el propio devenir existencial acarrea estados y estadios de tormentosa búsqueda del ser, de incomprensible desazón vital, de conquista de nuestra libertad y de encontronazo con nuestros límites y condicionamientos.

Cuando cuesta encontrar sentido a la vida, es fácil caer en esos miedos que los existencialistas identifican como falta de deseo y motivación de autorrealización, o sea, el miedo a la muerte. Como narra Ken Wilber, “la muerte es Thanatos, Shiva y Sunyata, y apenas nos damos cuenta de su presencia el terror nos paraliza. En este nivel nos enfrentamos con el terror existencial, con el miedo, con la angustia y con la enfermedad de la muerte”.

Miro con positividad mi transformación

Miro con positividad mi transformación

El mismo Wilber recopiló una lista de nuestras pesadillas existenciales:

1. Depresión existencial: estancamiento vital ante la falta de sentido de la vida.

2. Falta de autenticidad: falta de conciencia y aceptación de la propia finitud y mortalidad.

3. Soledad y extrañeza existencial: un sentimiento de sí mismo suficientemente fuerte que, sin embargo, se siente ajeno a este mundo.

4. Falta de autorrealización: según Maslow, si eres menos de lo que eres capaz, serás profundamente infeliz el resto de tu vida.

5. Ansiedad existencial: amenaza de muerte o pérdida de la modalidad autorreflexiva de ser-en-el mundo.

No somos, sino que devenimos

 
 
 

 

Todos Somos Uno y estamos conectados

Todos Somos Uno y estamos conectados

“Sabemos lo que somos, pero no lo que podemos llegar a ser” (William Shakespeare)

Estos entuertos no sucederían si nos limitáramos a existir. Sin embargo, preferimos vivir. Y al vivir nos convertimos en cocreadores de realidades. No van a parar de suceder cosas porque la vida es cambio, movimiento e imprevisibilidad. Nuestras expectativas son una invitación constante a la frustración y al desasosiego. Topan con otras realidades, incidentes y vidas cruzadas. Cuantas menos expectativas, mejor.

Para mucha gente, esto significa renunciar a las ilusiones. No obstante, cabe preguntarse por la residencia de la alegría, del entusiasmo y la ilusión. ¿Dónde habitan? ¿En el presente o en el futuro? ¿Dependen de nosotros o de los demás? La ilusión por el mañana la vivo ahora y aquí. Mañana, Dios sabe lo que sucederá. Quien habita en su corazón entusiasta, alegre, con ilusión, expande esa energía.

Muchas crisis nacen de tantas ideas preconcebidas, también sobre nosotros mismos. Hay que ir quitándose esas falsas etiquetas de lo que somos, para entender que acabamos deviniendo según nuestras experiencias, relaciones y la consciencia que pongamos en todo ello.

El misterio de vivir

“El hombre nunca sabe de qué es capaz hasta que lo intenta” (Charles Dickens)

Nuestros escenarios vitales se llenan a menudo de misterios, es decir, situaciones sin explicación. Podemos distinguir la vida, como hizo el filósofo Gabriel Marcel, entre problemas y misterios. Todo lo que es resoluble forma parte de los problemas. ¿Qué ocurre con lo que no tiene respuesta? ¿Cómo interpretar lo que ni tan siquiera alcanzamos a comprender? Como dijo Alan Watts, “la vida es un misterio a vivir y no un problema a resolver”.

Las crisis existenciales nos arrojan al misterio de vivir. Ante el misterio solo cabe la fe, que no es más que la entrega a ese misterio con el convencimiento de que abandonarse a su poder acabará siendo beneficioso. No estamos entrenados para vivir en la incertidumbre. Tampoco es deseable una vida en la que sólo exista el caos. Todo es cambio. Cuanto más nos resistamos a aceptarlo, probablemente más crisis sufriremos.

Películas recomendadas:

“La insoportable levedad del ser” de Philip Kaufman 1987

“El Milagro de Henry Poole”

12 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Cielo Azul
    Oct 27, 2010 @ 09:51:47

    El miedo te paraliza, enfrentadote poco a poco puedes salir de él. Sin duda alguna los cambios que se dan en tu vida te agraden o no… te ayudan a crecer. Muchas gracias por el blog y por este artículo. Un abrazo.

    Responder

    • Madre Sigal-lia
      Oct 27, 2010 @ 11:48:48

      Sí, ciertamente!. Los cambios son inevitables. Forman parte de la vida. Si vencemos el miedo, nuestro presente y, por lo tanto, nuestro futuro pueden ser maravillosos. Sería bueno estar pendiente de nuestras actitudes ante los cambios y modificar aquellas actitudes que nos están perjudicando en nuestro avance.

      Nos podríamos preguntar: “¿Cuál es nuestra actitud ante este cambio?”.

      Los cambios los puedes negar o aceptar pero no puedes evitarlos.

      Como decía John H. Newman (Cardenal y escritor británico):

      “En un mundo superior puede ser de otra manera, pero aquí abajo, vivir es cambiar y ser perfecto es haber cambiado muchas veces”.

      “El miedo no existe en otro lugar excepto en nuestra mente” (Dale Carnegie).

      Se suele decir:

      “Lo que se resiste, persiste”.

      Tengamos en cuenta que el miedo a los cambios proviene de nuestras creencias limitadoras, debemos identificarlas y sustituirlas por creencias expansivas que nos motiven.

      Es recomendable en este proceso actuar “como si” el cambio ya se estuviera produciendo, esto ayuda a vencer las resistencias, nos permite estimular nuestros sentidos, nuestra imaginación, creando estados internos positivos (pensamientos, emociones).

      Propongo pensar en algún aspecto de nuestra vida que deseemos cambiar y que genere incertidumbre, miedo, duda. Identifica cuales son las creencias que se relacionan con la incertidumbre, el miedo, la duda. Exprésalas.

      Luego piensa:

      ¿Qué sucedería si pudiera cambiar, si fuera capaz de hacerlo?
      ¿Considero que merezco el cambio?
      Actúa “como si” el cambio es posible, que eres capaz de lograrlo y lo mereces.
      ¿Cómo pensarías, sentirías?
      ¿Qué harías diferente?
      ¿Cómo cambiaría tu vida y tu relación con el entorno?

      Gracias por querer superarte, campeona!. Gracias por tu comprensión.

      Responder

  2. David bud
    Nov 08, 2010 @ 00:41:19

    El miedo, los miedos, el cambio, lo desconocido..
    La vida el libre albedrío..

    Lo primero es felicitarte por tus reflexiones.., por tu artículo..
    Tu reflexión la hago mía.., porque estoy en acuerdo contigo.. la comparto..

    Tengo que comentarte que soy un perfecto inculto, no sé de apellidos de nombres o pensadores o qué fue aquello que nos legaron, no he fomentado esa cultura, quiero con ello excusarme contigo porque aquello que te digo o comento, lo digo desde mí y mi creencia, sin que ello esté fundamentado o respaldado o habilitado por uno u otro pensador.

    Tengo en principio que comentarte que efectivamente.., el misterio de lo increíble viene a conjugar la sincronía de que al parecer en el mismo periodo de tiempo hayamos ambos, tú de manera pública en este blog, yo de manera privada a una amiga.., escrito y reflexionado acerca de lo mismo..; es por ello, por lo que te decía que comparto y hago mías tus reflexiones.., lo que podría llamarse un Namasté a ti y a tu pensamiento.. porque es el mismo pensamiento (en referencia a este tema por su puesto, salvando también las diferencias, y quedándonos con la matriz o esencia de lo que has querido expresar-compartir con tus lectores)

    EL CAMBIO, EL DEVENIR…. RESISTIRSE
    Tal y como se dice en las enseñanzas del Maestro, el libro de los cambios, de las mutaciones, El Iching.. (que en cuanto a corriente de pensamiento creo que estamos hablando del Taoísmo, corrígeme si me equivoco)
    El cambio es visto como una oportunidad, como un regalo.., como una distensión, como un movimiento o destino, que trae liberación de tensiones..
    Todo cambio es positivo.., porque ayuda a transmutar, transformar o convertir algo que ya había llegado a su madurez o inmovilismo.. en otra cosa.. dinámica y vigorosa..

    También se te dice.., no te resistas… porque los cambios se corresponden con una fuerza o poder de la ley natural, que a su vez está supeditada a ciclos (lo que está arriba vuelve abajo y viceversa), y sucederán de igual manera..

    Lo positivo y lo negativo tienen que coexistir, y no existirían el uno sin el otro.., En realidad no existe lo negativo y no existe lo positivo.. pues son dos caras de la misma moneda.. Y en el ciclo del devenir.. de las leyes del orden de las cosas.. lo uno precede a lo otro y viceversa..

    ¿cual es la actitud mas inteligente del ser humano?
    Ante todo esto.., no oponerse a la corriente del rio..,
    Fluir.. no resistirse.. aceptar lo que viene.., porque adaptándose, adecuándose.. uno consigue su objetivo mientras espera, tras el cultivo de la paciencia a que la naturaleza de los acontecimientos, los ciclos cambien y tras la época mala se suceda la época propicia.

    EL LIBRE ALBEDRÍO
    En medio de todo esto… tenemos nuestro propio devenir en nuestras manos..
    Por supuesto el futuro no existe.., es una ilusión formada en nuestra mente.., mejor dicho es una incertidumbre.. que depende de lo que DECIDIMOS en nuestro momento inmediato-presente..
    El futuro no existe…, es una ilusión que crea nuestra mente.., que proyecta nuestra mente, simultáneamente además somos co-creadores de nuestra realidad, de nuestro (Por)VENIR en conjunción colaborativa con las DECISIONES y ELECCIONES que en su vida toman otras personas que también Deciden y crean su entorno en paralelo a nosotros… El futuro.., esa incertidumbre que tanto nos preocupa.., se teje, se confecciona.. en el ahora.. en este momento.., pero somos muchos quienes tejemos simultáneamente.. Nosotros, los unos y los otros.. tomamos elecciones, tomamos decisiones.. y así entretejemos nuestra vida.

    Así.. el resultante de nuestra vida tiene que ver no solamente con nuestras decisiones, sino con combinatoria e interacción de nuestras decisiones con las de esas otras personas cuyos caminos interseccionan con el nuestro, esas personas con las que co-creamos, forman parte y condicionan el resultado de nuestro devenir..

    A la vez nosotros como individuos poseemos nuestro propio albedrio, esas personas también lo poseen.. y hay ciertas decisiones y elecciones que solo se pueden tomar cuando existe sincronía o ese cruce de caminos está abierto, alineado o sincronizado.

    Todos podemos elegir.., para bien y para mal, la elección está en nosotros, porque hemos venido obtener un aprendizaje..,(el aprendizaje de las consecuencias que experimentamos sobre lo que elegimos) y para que exista tal aprendizaje, tenemos que ser soberanos y tener capacidad de elección para vivir esas experiencias..

    Todo es aprendizaje, no existen caminos erróneos.. todo lo que nos sucede, sucede para aprender y su vez para aprender a apreciar todo lo que nos rodea.. para que sepamos que es importante en la vida y qué no; Para que sepamos dimensionar lo que realmente es importante y qué no.

    EN CUANTO A LA DUALIDAD.
    Hay algo que se llama Libre albedrio.. creo que en la vida hay caminos marcados.., y que nosotros en función de nuestro aprendizaje mundano y espiritual de una vida y además del que trae nuestra alma tras la suma de vidas que traigamos encarnadas,
    venimos a adquirir la experiencia de vivir y
    venimos a adquirir la experiencia de elegir

    En cada vida que reencarnamos tenemos la posibilidad de evolucionar o involucionar.. y depende de las elecciones (e-LECCIONES) que hagamos.. por eso se nos pide que sepamos elegir (DISCERNIR)
    Y si!!
    .. Nosotros podemos elegir qué vida podemos tener… dentro de una serie de Sincronías o cruces de caminos que desde arriba nos predefinen o nos preparan.

    Pienso que el destino no existe como tal, escrito y cerrado..

    Pues somos soñadores de nuestra propia realidad.. de nuestro (POR)-Venir

    Creo que en la vida hay caminos marcados o potenciales…., y que nosotros en función de nuestro aprendizaje mundano y espiritual de una vida y además del que trae nuestra alma tras la suma de vidas que traigamos encarnadas,
    a lo que venimos es a adquirir la experiencia de vivir y a adquirir la experiencia de elegir
    y si nuestro fin es ascender, al vivir esta vida lo que venimos a hacer aquí es adquirir la experiencia de qué es lo que significa trascender y el sendero que nos lleva a todo eso es elección nuestra.., nuestro trabajo aquí es hacer el trabajo (las elecciones) adecuado que nos lleva a trascender..
    Digamos que desde el cielo.., solo nos proveen oportunidades por delante.., para que las escojamos o no.., nuestra evolución o involución no puede estar predefinida.. porque si no (pensémoslo) no tendría sentido venir aquí a conseguir algo que ya se sabe que tiene que ocurrir.

    El trabajo o verdadero trabajo es ELEGIR.. una u otra cosa.. que se nos presenta, en el contexto de la vida.., en función de unas u otras elecciones es y será cuando se podrá medir esa evolución o involución..

    A menudo muchas almas no han podido trabajar determinadas cosas en otras vidas.., y en esta se vuelven a encontrar con lo mismo.
    Eso es porque existen elecciones que haces o no haces.. cosas que experimentas o no experimentas.

    Se trata de conseguir un bagaje de experiencias, de vivencias.
    No podemos quedarnos sentados esperando cosas.

    No podemos dormirnos en un sueño de complacencia… ni inducido por nosotros, ni inducido por nadie..

    Está claro que existen las sincronías o ciertos cruces de caminos de vidas, pero solo podremos vivir esas experiencias que elijamos si nosotros estamos en nuestro estado adecuado de evolución (preparados) y además sin ninguna circunstancia que nos prive de nuestro libre albedrio, o capacidad de elección. (Miedos, manipulaciones, etc..)

    El destino se escribe en cada elección que haces, justo en tu momento presente..

    SOBRE LOS MIEDOS, no nos los podemos permitir
    Liberar.., no aferrarse al pasado.., porque no podemos permitirnos que las decisiones de otras personas.., arruinen nuestra línea u oportunidad de sucesos, nuestra potestad de libre albedrio, nuestra oportunidad de vivir, nuestra oportunidad de elegir.. Porque el miedo es quien nos coarta y nos impide precisamente que decidamos vivir.. elegir.. (las elecciones coartadas por el miedo no son elecciones, pero peor es que el miedo te impida elegir.. vivir)

    Puede que por tu vida hayan pasado las oportunidades más preciosas, pasen y sigan pasando y sencillamente tu destino no se produzca, no se llegue a consumar por muchas oportunidades o sincronías que desde arriba se te ofrecen.. Solo tienes que elegir el sendero (mediante tus elecciones) que te pueden llevar a ellas.
    A este mundo venimos a vivir…

    A permitirnos elegir y decidir … cómo será el futuro… que tejemos desde el presente que sucede ahora mismo…

    No podemos permitirnos…. vivir hipotecados, porque es entonces cuando no vivimos..

    Sencillamente porque si vivimos condicionados..
    estamos arruinando todo lo que desde el AHORA hacia el FUTURO nos sucede..

    y veremos pasar el tiempo..
    y detrás del tiempo la vida..

    Nos hace falta que nos den un chasquido..
    Nos hace falta un estímulo..
    que nos invite a despertar..

    A tomar y ejercer el control de nuestra existencia.a.

    Responder

    • Madre Sigal-lia
      Nov 08, 2010 @ 23:02:31

      Estoy totalmente de acuerdo en todo lo que dices que, por cierto, lo has expresado muy bien!!. Valoro mucho tu conocimiento interior y te animo a que sigas expresándolo tal y como lo has hecho, eres muy buen conocedor de la vida. Y, sí, estamos hablando de la misma corriente de pensamiento, el Taoismo. Vamos a darle juntos el valor tan importante que tiene para nuestra evolución el sentimiento de miedo, vamos a darle otro significado, otro punto de vista positivo para que cualquier ser que lo lea, cambie y acepte de forma positiva los beneficios de esta emoción que nos la han hecho tomar como un patrón inservible y paralizante. Vamos a devolverle su dignidad y a darle la importancia a las señales que nos manda, ¿qué te parece?…

      Hace tiempo leí un libro que cambió mi forma de sentir y de pensar a cerca de esta emoción, te escribo una parte, si te parece…

      LA DIGNIDAD DEL MIEDO

      Así como en el plano físico cada órgano (hígado, cerebro, riñones, corazón) cumple una función específica y necesaria, en el universo emocional cada emoción cumple también una función de igual importancia. Existen emociones que nos informan acerca de lo que tenemos (alegría, gratitud, confianza, solidaridad, etc.) y otras que nos informan acerca de algo que nos falta (tristeza, miedo, envidia, culpa, etc.) A estas últimas se las suele llamar “negativas”, y no lo son. Son en realidad valiosísimas señales que nos remiten a problemas que estamos experimentando en ese momento. Por ejemplo,
      *el miedo es la sensación de angustia que nos informa que hay una desproporción entre la amenaza que enfrentamos y los recursos que tenemos para encararla*. Si el peligro tiene “valor diez” y los recursos son también “valor diez” no se producirá miedo. Si en cambio, los recursos son “valor cinco”, el miedo surgirá y será la señal que nos avisa de esa desproporción.

      En ese sentido podemos comparar al miedo con la luz roja del tablero del automóvil que se enciende e indica que hay poca nafta. El problema no es la luz sino lo que pone en evidencia: que falta combustible. La luz roja es una valiosísima señal que nos remite a resolver ese problema. *Lo que necesitamos es aprender a tratar al miedo con la misma eficacia con que tratamos la luz del tablero, y eso es posible*.

      “Creencias erróneas”

      Uno de los factores que perturba esa posibilidad son las creencias equivocadas que tenemos acerca del miedo. En general pensamos que es una “emoción negativa”, que es señal de debilidad y cobardía, que es mejor no escucharlo porque sino no haríamos nada, que los hombres no tienen miedo…que el problema es el miedo y que si por el camino que fuera lográramos no sentirlo, no tendríamos las angustias estériles que el miedo nos trae.

      Cuando nos apoyamos en esas ideas tapamos y maltratamos al aspecto miedoso y ahí es cuando el miedo comienza a convertirse en un problema que paraliza y hace sufrir. Entonces…

      “¿Qué hacemos con el miedo?”

      Es bueno recordar que no sólo sentimos miedo sino que a continuación reaccionamos ante ese miedo que sentimos, y podemos sentir vergüenza, rabia, desprecio, impotencia o miedo por tener miedo. Es decir, se produce una reacción emocional en cadena, y lo interesante es que según sea esta segunda reacción será el destino del miedo original.Si nos da miedo sentir miedo tratamos de suprimirlo porque nos parece que nos va a sobrepasar y desorganizar. Si nos da rabia nos enojamos con la parte miedosa y solemos retarla y castigarla. Si nos avergüenza, la escondemos. Y así, cada una de
      estas segundas reacciones produce una actitud específica hacia el miedo original. A la parte miedosa se le agrava entonces su condición y tiene dos amenazas: la externa (el examen, la enfermedad, el rechazo, o lo que sea el
      motivo del miedo) y la interna, que es la propia reacción interior.

      “La reacción interior”

      Una persona consultó por miedo a la soledad. Le pregunté: “Si imaginaras que esa parte miedosa estuviera enfrente ¿qué le dirías? …y mirando hacia ese espacio le dijo: “¡estoy harto de ese miedo absurdo que tienes que no me deja vivir… me dan ganas de abofetearte para que despiertes.. .!”. Lo invité entonces a que tomara el lugar de la parte miedosa y viera cómo se sentía al escuchar eso. Desde ahí respondió: “Ahora me siento peor y más solo que antes…”. Esta es una de las típicas reacciones interiores que agravan el miedo original. En ella se suman el enojo ignorante que cree que abofeteando a la parte miedosa la va a transformar, y la creencia, ignorante y frecuente también, de que hay miedos absurdos.

      Ambas forman parte de la evaluación que hacemos acerca de lo que sentimos, y esta evaluación es continua, seamos o
      no, concientes de ello. Algunas de esas reacciones nos ayudan efectivamente a cambiar y otras, como las que describimos recién, nos dejan más asustados que antes. *Y esto es así no porque el evaluador sea malo sino porque es
      ignorante y no sabe cómo ayudar*. Nosotros somos los dos, tanto el que tuvo miedo como el que lo evalúa. Somos ese equipo, y según cómo se relacionen entre sí será nuestro destino psicológico: insatisfacción crónica o crecimiento. Y dado que es una función tan importante… ¿Qué puede hacer el evaluador, por ejemplo ante el miedo, para aprovechar esa emoción en lugar de sólo padecerla?…

      Primero: Legitimarla y escucharla.

      Legitimar no es consentir. No es: “Está todo bien, y… a otra cosa”. Eso anestesia pero no ayuda. Legitimar quiere decir que se reconoce que hay un problema, pero que quien lo padece no merece reproche por eso, sino que merece ayuda. Hay personas que dicen: “Yo no escucho a mi parte miedosa porque si la oyera nunca haría nada”. Esa actitud funciona durante un tiempo muy corto pero *la parte miedosa no escuchada y maltratada sigue creciendo y en algún momento, activada por una situación tal vez menor, irrumpe de golpe con todo el miedo acumulado y se produce lo que conocemos como crisis de pánico*.

      Podríamos compararlo con una angina. Si la reconocemos y asistimos, llega hasta ahí y remite. Si no escuchamos ni
      atendemos esa señal, crecerá y se hará neumonía.

      “La crisis de pánico es el equivalente psicológico de esta neumonía”.

      Segundo: Una vez que la hemos escuchado, preguntarle: ¿Cómo necesitas que te trate y te hable para que puedas sentirte acompañada y ayudad@ por mí?.

      Es importante saber que si se le da el tiempo suficiente, esa parte miedosa lo va descubriendo, y la experiencia clínica muestra que ese trato que necesita, en la mayoría de los casos no coincide con el que recibe diariamente.

      Tercero: Intentar tratarla como lo acaba de pedir.

      Eso se logra cuando el evaluador interior se conecta con un componente esencial de su rol, y es que su tarea consiste en evaluar para enriquecer, no para destruir a lo evaluado.

      *Que una parte de uno mismo le hable a otra y después esa otra le conteste, tal como ocurre entre dos personas, parece algo extraño, pero de hecho esa conversación interior existe, aunque no la percibamos con claridad.*

      Este ejercicio intenta amplificar esas voces y transformar su antagonismo en cooperación. Cuando hay cooperación interior entre el evaluador y el evaluado se va pudiendo encontrar, ante cada situación que despierta miedo, cuáles son los recursos psicológicos que faltan para poder enfrentarlo y cómo desarrollar dichos recursos. Y cuando tales recursos no se pueden desarrollar, la retirada, al ser consensuada, deja de ser conflictiva pues forma parte del derecho que me asiste para elegir las condiciones más propicias para mi desempeño.

      Como dice el I-Ching: “Saber emprender correctamente la retirada no es signo de debilidad sino de fortaleza…”

      En la medida en que uno se ejercita en el despliegue de estos diálogos interiores, el miedo va recuperando su dignidad original perdida y vuelve a ser la valiosísima señal de alarma que es.

      Esta aportación procede de un libro que recomiendo leer: “La Sabiduría de las Emociones” de Norverto Levy.

      Este texto viene a confirmar lo que como bien dices:

      Nos hace falta un chasquido…
      Nos hace falta un estímulo…
      que nos invite a despertar…

      A tomar y ejercer el control de nuestra existencia…

      Muchas gracias por tu aportación de corazón a corazón

      Responder

  3. David bud
    Nov 10, 2010 @ 02:53:16

    Muchas gracias a ti por reconocer a un otro corazón..

    Tengo que agradecerte la magistral enseñanza que me acabas de conceder..
    Acabas de concederle verdadero valor al texto que escribí..
    Has conseguido transformar.. una observación sobre la vida de mi amiga.. en toda una constructiva enseñanza primero para mí y segundo para todos aquell@s que se sientan identificados por que sus vidas hayan sido secuestradas por el miedo.

    Tengo que reconocer que el valor de mi observación.., sobre la vida de mi amiga.., provenía desde el sentimiento de frustración; frustración que yo mismo sentía al ver como ella no consigue decidir vivir su vida.. viendo como desperdicia las oportunidades que le brinda el destino sin que ella sepa verlas ni reconocerlas.

    Aunque el sentido de mi texto, tenía como fondo de debate el destino, el devenir, el poder de crear tu propio destino, incidiendo en que uno de los mecanismos que impide que ejerzamos ese regalo que necesariamente tenemos que practicar, es precisamente la renuncia que hacemos por omisión, al no ejercer ese derecho de decidir y realizar elecciones; el libre albedrio..
    Cualquier sentimiento o circunstancia que nos lleve en definitiva a esa omisión del ejercicio del disfrute de libre albedrío, es igualmente algo sobre lo que deberíamos meditar profundamente.. ¿Nos está ello impidiendo vivir?

    ¿Nos estamos anulando la posibilidad de SER?
    ¿Estamos limitando lo que somos en potencia?

    En el fondo no estoy hablando solamente sobre aquellos innumerables desencadenantes que puedan provocar el sentimiento del miedo.. , sino de cualquier sentimiento, (ira, venganza, complacencia, soberbia, manipulaciones de terceros, etc) que nos alejen del equilibrio de nuestro ser.. y su influencia.. nos hagan tomar decisiones o hacer elecciones en el camino de la vida que no son las que en el fondo, en normales circunstancias , estando en nuestro centro, en equilibrio.. tomaríamos.

    Mi reflexión sobre los miedos, en la observación del contexto de mi amiga, iba dirigida a incidir que efectivamente nuestro destino lo confeccionamos nosotros mismos en paralelo y colateralmente con la influencia de las personas que hay en nuestro entorno.., pero sómos nosotros quienes tomamos nuestras propias decisiones o dejamos de tomarlas en ultima instancia.., y sólo nosotros, decidimos de entre las potenciales opciones que se nos ofrecen, la que elegimos como destino por acción u omisión…
    Y cualquier sentimiento.. como el miedo, la ira, el conformismo.., nos está limitando esas potenciales opciones.. quizás hacia las elecciones erróneas.. o en el peor de los casos.., a no hacer niguna elección.. es decir.. no vivir.. no experimentar la vida.

    Yo me quejo amargamente, de que mi amiga no es capaz de ver las maravillosas oportunidades que le ofrece el destino.., porque hay algo llamado miedo que la bloquea..
    pero la bestia a temer no es la consecuencia.. ( ese miedo) sino que la bestia es aquello que provoca como consecuencia ese miedo..

    La bestia no es en sí padecer ese miedo.., por tanto la solución no está en ignorarlo y a partir de ahora convertirse en seres temerarios.. y arrojados..
    Sino observarse.. desentrañarse, comprenderse-conocerse..

    Grácias por haber sabido magistralmente, reconvertir en enseñanza constructiva, mis observaciones sobre la vida de mi amiga.

    Mi texto escrito desde la frustración, tan sólo encierra en el fondo un grito de atención.. pero ninguna solución.. ni salida, ni ayuda para ella..

    Tú si que la has traído.. por ello
    muchísimas gracias..

    Como decía un humorista..
    “Un poquito de por favor”

    En este contexto.. yo diría..
    Un poquito de observarnos,
    Un poquito de comprendernos,
    Un poquito de
    Hagámonos ese favor.

    Observémonos, detengámonos a comprendernos..

    Puede que la vida está pasando por delante de nosotros y no la sepamos ver, vivir, disfrutar..

    Responder

    • Madre Sigal-lia
      Nov 13, 2010 @ 14:37:01

      Apoyo tu comentario de corazón a corazón…

      Un poquito de por favor y de Amor hacia nosotr@s mism@s es la única solución: conocernos, observarnos, comprendernos, querernos, aceptarnos tal cual y perdonarnos. Ver las situaciones desde un punto de vista más positivo, útil y alegre es el único remedio. Vivir el presente es la única forma de VIVIR.

      Muchas gracias por darte cuenta y sentirlo, tus células ya lo han comprendido y podrás ayudar a otros seres a comprenderlo, te bendigo!.

      Sería bueno continuar en ayudar a otros lo que queremos decir, te parece?.

      Para encontrar significados en la vida sería bueno saber primero quién eres. Tu ser único e insustituible elige qué sentido le quiere dar a su vida a partir de lo que piensa que es, lo que ha vivido y lo que quiere.

      Todo eso se fundamenta en los valores con los que te formaron y en los que luego elegiste para ti. Tal vez tengas una idea de quién eres, y esa noción puede o no acercarse a la realidad, todo depende de lo que crees que te conoces; de lo que realmente sientes que eres; de lo que hayas creído de lo que los demás dijeron que eres. A partir de esto, que parece un trabalenguas, tomas datos para darte una idea de quién eres.

      Con base en el peso que le das a cada una de estas vertientes de conocimiento de ti mism@, estableces tu propio auto-concepto. Y como decía Buda: “Eres lo que piensas que eres”.
      En lo personal, creo que es imposible que te conozcas al cien por ciento, porque además eres una persona en proceso, es decir, se transforma constantemente, pero es importante reconocer esos cambios y tus progresos para saber que vas por buen camino.

      ¿CUÁNTO PESA LA IMAGEN QUE OTROS TIENEN DE TI?

      Es innegable que has estado condicionad@ desde que eras pequeñ@ y entraste en un proceso de crecimiento y madurez. Te fuiste haciendo muy probablemente a la manera de quienes te educaron y dejaste de lado -por un tiempo- lo que en verdad eres, “tu ser más íntimo”. Para comprender esto voy a contar un cuento…es la mejor manera de aprender y sanar al inconsciente…

      “¿AVESTRUZ O CONDOR?”

      Según cuenta la historia, un campesino encontró un huevo muy grande. Nunca había visto nada igual. Y decidió llevarlo a su casa.

      -¿Será de un avestruz de la Patagonia?, preguntó a su familia.
      -No. Es demasiado abultado, dijo el abuelo.
      -¿Y si lo rompemos?, propuso su mujer.
      -Es una lástima. Perderíamos una hermosa curiosidad, respondió cuidadosa la abuela.
      -Ante la duda, lo voy a colocar debajo de la pava que está empollando huevos. Tal vez, con el tiempo, nazca algo, afirmó el campesino.

      Y así lo hizo.

      Cuenta la historia que, a los quince días, nació un pavito oscuro, grande, nervioso, que con mucha avidez comió todo el alimento que encontró a su alrededor. Luego, miró a la madre con vivacidad y le dijo entusiasta:

      -Bueno, ¡ahora vamos a volar!.

      Todos los pavos le explicaban entonces otra vez:
      -Los pavos no vuelan. A ti te sienta mal la comida.

      El pavito empezó a hablar más de comer y menos de volar. Creció y murió en la pavada general: ¡pero resultó ser que era un cóndor!. ¡Había nacido para volar hasta los 7.000 metros de altura!. Pero como nadie volaba…

      El riesgo de morir en la pavada general es muy grande. Pero como nadie vuela…

      Muchas puertas están abiertas porque nadie las cierra, y otras están cerradas porque nadie las abre. La verdadera protección está en las alturas. Especialmente, cuando hay hambre de elevación y buenas alas, menos mal que tú las tienes. Después de este inciso, compi, sigamos…

      Tarde o temprano la vida te interpela para que hagas conciencia del verdadero ser que hay en ti y que tiene que responder desde su esencia y sus propios valores a su llamado personal.

      El concepto que tú tienes de ti, es pues, una mezcla de imágenes personales y ajenas. Es probable que en la adolescencia y primera juventud hayas tratado de separarte emocionalmente de tus padres buscando tu propia identidad, …

      Es común también, que los jóvenes se cuestionen los valores con los que crecieron para desechar algunos, reafirmar otros y darle la bienvenida a nuevos valores que pueden ser copiados de sus padres o internalizados por circunstancias
      diversas.

      Es verdad que hay una parte de ti que solo tú conoces, que no conocen otros de ti. Es ese aspecto de tu ser más íntimo con el que solo tú tienes comunicación. Siempre y cuando no interfiera con tu “paz interior”, y si así lo decidas, ahí
      guardas sin compartir, cosas que sólo a ti te competen: Tus más profundos anhelos, tus opiniones hacia otros, las experiencias, todo aquello que no es posible trasmitir a otros con palabras, etcétera.

      También hay una parte de ti que ven los demás y que tú no alcanzas a ver. A veces hay que ser muy valiente para preguntar a otros qué ven en ti que tú no logras percibir. Es información -que tomada con precaución y de quien viene-
      puede ayudarte a enriquecer tu propia personalidad y a hacer algo para superar algunos defectos.

      Y hay otra parte que las otras personas no pueden ver de ti pero tú tampoco alcanzas a percibir. Es lo oculto, lo que tal vez está en el subconsciente pero que de cualquier forma hace que seas la persona que eres y actúes de la manera
      que lo haces. A veces saltan al consciente atisbos de lo que hay más profundamente, como si fueran la punta del iceberg, que sale a la superficie y que siguiendo la veta puedes lograr “grandes hallazgos de tu ser”.

      “Elegimos: Volar libre como mariposa sin prejuicios o el pensar que diran, pues al final del camino, esto último solamente te llenará de limitaciones”.

      Como bien dijiste: “Puede que la vida esté pasando por delante de nosotros y no la sepamos ver, vivir, disfrutar…”. La vida está en nuestro interior, el poder está dentro de nosotros y el presente es nuestra construcción, vivámoslo!!.

      Muchas gracias por tu aportación y por vivir!!

      Responder

  4. David bud
    Nov 18, 2010 @ 02:55:42

    ¡Vale!.., compis.. pues..
    Jeje..

    Conocerse…. es complicado..,
    y lleva toda tu vida.. hacerlo.., pues no tiene final … siempre estarás en ello.. Conociéndote.
    es un continuo… como bien dices..
    estoy totalmente en acuerdo con tus palabras..
    te conoces a medida que te suceden y tomas tus decisiones sobre las cosas que te ocurren en la vida..
    y no acabas nunca.. (que eso no nos asuste)
    Yo estoy en ello… y seguiré estando en ello..
    Espero no abandonar nunca la actitud de hacerlo..

    Conocerse es Complicado..
    porque no hay valores absolutos en ello..
    Todo lo contrario.. es relativo..
    Relativo sobre todo a tu entorno y a tu realidad inmediata.., nos impregnamos y empapamos de lo que nos rodea continuamente..
    Somos lo que lo que venimos siendo.., en conjunción con lo que nos rodea.., nuestras circunstancias.., nuestras potencialidades, nuestro entorno, parejas, relaciones, familia, trabajo.. etc

    Pero no nos asustemos..
    precisamente es ese el valor de la libertad..
    Hacernos CONSCIENTES de nuestro alrededor, de nuestro mundo, de nuestras relaciones..
    admitiendo que somos cambiantes y en evolución..
    eso es comenzar a tener una actitud activa de autoconocimiento..

    Pero hay algo que no es cambiante.. y esa es tu esencia, la esencia de tu SER

    La esencia del ser está en la fuente..
    y la propia fuente está en tí..

    Esto es difícil de percibir-entender..
    Pero SER acto y no Potencia..
    Es SER la esencia de lo que eres..

    Y tu esencia.. está en el reflejo de la luz que se emite desde tu corazón..
    acude a tu ser interior para tomar decisiones y estarás siendo en tu vida, contacto con tu esencia..
    Sé lo que tu corazón es..

    Te replico a tu historia, con otra que a mí me gusta mucho..
    y que suelo compartir muchísimo entre con quienes me encuentro.. (probablemente ya te sea una historia conocida para tí
    Esta enseñanza es dignisima para compartir.. y también atesora una grán sabiduría, sin duda..

    —–Un viejo Indio le contó a su nieto………………..
    “me siento como si tuviera dos lobos peleando en mi corazón. uno de los dos es un lobo enojado, violento y vengador.”
    ” el otro está lleno de amor y compasión”
    —–el nieto le pregunta a su abuelo:
    “Abuelo, ¿dime cuál de los dos lobos ganará la pelea de tu corazón?”
    —–el abuelo contestó después de un momento de pensamiento:
    “aquel al que yo alimente”

    Posee esta historia tanta serenidad!!
    tanta sabiduría en serenidad..

    Después de todo.. somos quienes queramos ser.. o quienes en el continuo.. del (DE)Venir.. tengamos intención de ser (refiriéndome con intención al poder de la intención)

    No seamos orgullosos, intransigentes, todo eso nos aleja..
    Esa es una parte de ese famoso EGO…
    Seamos honestos con quien hay cuando miramos o nos dejamos reflejar en nuestro corazón..
    Dejemos que nuestro corazón se proyecte en todo aquello y aquellos que nos tropezamos en la vida..
    Que nuestro corazón se proyecte como la imagen de un proyector de diapositivas que se proyecta sobre cualquier objeto o superficie..

    El otro día estuve precisamente pensando…
    Sobre esto..

    Yo no es que me vea precisamente con la autoridad como para recomendar a los demás.. que SER o como HACER
    pero en fin..

    Humildemente.. intento conocerme, saber donde estoy..
    y a qué he venido a este mundo..

    Y si a alguien le llega algo.. del proceso del cómo, que yo vivo…

    Me ALEGRO!!

    Una cosa más…
    Desterremos ya eso de que las personas buenas son Ilusas o tontas…
    Quienes lo pensaran.. no saben.. que es algo.. bastante erróneo..

    Porque esa es la actitud y la verdadera vibración del corazón…
    y precisamente es una de las mejores sabidurías que podemos venir aquí a aprehender.., y compartir..
    En beneficio sobre todo para nuestra parte Etérica..

    Conozcámonos…
    Seamos quienes verdaderamente somos en nuestro interior..
    Practiquémoslo..
    Compartámoslo..

    Responder

    • Madre Sigal-lia
      Nov 20, 2010 @ 02:49:58

      En apoyo a lo dicho por David lo complemento con este texto:

      ESPERANZA EN EL CORAZÓN

      ¡Todo saldrá bien!. Ya lo verás.
      Vas camino hacia algo mejor
      y hasta llegar ahí sólo es cuestión de tiempo…
      Recuerda otros momentos de tu vida,
      momentos en los que te preguntaste
      si acaso podrás superar la adversidad.
      Al final… siempre pudiste.
      Trata de pensar en eso ahora,
      mientras miras en tu interior.
      Date tiempo necesario para vivir
      en carne propia todo lo que estás sintiendo…
      Tiempo para manejar y disfrutar las emociones…
      Tiempo para conocerte mejor…
      Escabúllete hasta ese lugar que está en lo más profundo de ti,
      donde te sientes más afianzado/a, seguro/a y a salvo.
      Ese lugar es fuerte y auténtico,
      y tengo la sensación de que vive en ti
      con más belleza de la que supones.
      La ayuda está ahí, por si la necesitas.
      Pero lo que más te ayudará es recordar esto:
      Si eres capaz de darles una oportunidad
      a todas las situaciones, todo saldrá bien.
      Si eres capaz de darte una oportunidad
      y conocerte, te aceptarás tal como eres.
      Y si te aceptas, te acompañará la seguridad.
      Te lo prometo.
      “Si tu corazón está en el lugar correcto,
      si te aceptas tal como eres y vives…
      ¿qué más queda?”

      Responder

  5. David bud
    Nov 20, 2010 @ 04:11:09

    No solo te devuelvo tus bendiciones..
    sino que además te bendigo yo a ti. Madre

    Todos tenemos CORAZÓN
    Pongámoslo en valor.

    Y no estoy hablando de hacer solamente obras de caridad..

    No hay un músculo tras el..

    Tras el hay LUZ

    En realidad tras el corazón..
    Que es el motor de la vida de nuestro cuerpo físico..

    Hay otro motor..
    Nuestro emisor de LUZ..

    Alumbremos a todos con nuestro corazón..

    Querámolos..
    Cuidémoslos..

    QUE NOS ENGAÑEN

    NO hay nadie que more ni viva en la perfección
    No nos perdamos en el camino hacia ser o padecer la perfacción..
    No nos perdamos en el camino a imitarlo..

    Somos únicos..
    Cada uno de nosotr@s

    Y eso
    eso sí que es maravilloso..!

    Si consiguieramos..
    no dejarnos amedrentar por el sufrimiento de padecer la perfección…

    entonces..

    Seríamos nosotros libremente y de verdad!

    (y aunque no me gusta terminar las frases) jeje
    Pondré mi broche a tu texto MADRE..
    Lo concluiré con un :

    Seamos FELICES!!!

    Responder

  6. David bud
    Nov 20, 2010 @ 05:19:21

    Te Bendigo..
    Porque tras tus palabras hayas conseguido
    de mí que yo tenga una opinión

    Te bendigo..
    porque.., tras de esas opinion..
    Ahora..

    Tengo una nueva actitud..

    En la que apoyarme para cambiar el Mundo..
    Con la que cambiar MI mundo..

    Responder

    • Madre Sigal-lia
      Nov 22, 2010 @ 19:29:34

      Muchas gracias por querer cambiar, por adaptarte a los cambios y muchas gracias por ser cada día más mejor persona!!. Dedicado a ti y a todas aquellas personas emprendedoras…

      “Cambia, todo Cambia…
      Cambia lo Superficial, también Cambia lo Profundo, Cambia el Modo de Pensar y de Sentir, Cambia Todo en este mundo. Vive. Cambia el rumbo de su camino el Caminante. aunque esto aparentemente le cause daño, y así como Todo cambia, que yo cambie no es extraño forma parte de mi naturaleza y yo soy parte de ella. Siento.

      Cambia el Sol en su carrera, cuando la Noche subsiste, cambia la Planta y se viste de verde la Primavera.

      Aquello que Cambió ayer, tendrá que Cambiar mañana, así como Cambio yo, en esta Tierra que Cambia”.

      De corazón a corazón, muchas gracias!!

      Responder

  7. Laura
    Jul 08, 2012 @ 03:13:30

    Wooooooooow!!! Thanks for this Post!!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s