El Poder de las Seis Sílabas


Una explicación del Mantra de Avalokiteshvara o Chenrezig,  Kuan Yin en China, el Buda de la Compasión y el Perdón.

Por S.S. el XIV Dalai Lama

Es muy bueno recitar el Mantra Om Mani Padme Hum, pero mientras lo haces debes estar pensando en su significado, porque el significado de las seis sílabas es grande y vasto. La primera está compuesta por tres letras A, U, y M (OM). Estas simbolizan el cuerpo, el habla y la mente impura del practicante; también simbolizan el cuerpo, el habla y la mente puros y exaltados de un buda.

¿Pueden el cuerpo, el habla y la mente impura transformarse en el cuerpo, el habla y la mente pura? ¿O están completamente separadas? En todos los casos, los budas fueron seres como nosotros y, entonces, gracias al camino se iluminaron. El budismo no afirma que alguien desde el principio estuviera libre de faltas y poseyera todas las buenas cualidades. La purificación del cuerpo, el habla y la mente llega a través del abandono gradual de los estados impuros y su transformación en lo puro.

 

¿Cómo se logra esto? El camino se indica en las siguientes cuatro sílabas. Mani significa joya y simboliza los factores del método: la intención altruista de iluminarse, la compasión, y el amor. Así como una joya es capaz de eliminar la pobreza, la mente altruista de la iluminación es capaz de eliminar la pobreza o las dificultades de la existencia cíclica y de la paz solitaria. De igual forma, así como una joya cumple los deseos de los seres sintientes, también la intención altruista de llegar a la iluminación satisface los deseos de los seres sintientes.

Las dos sílabas, Padme, que significan loto, simbolizan la sabiduría. Así como un loto crece en el lodo sin ensuciarse con las faltas de éste, la sabiduría es capaz de ponerte en una situación sin contradicciones, donde de cualquier otra forma habría contradicción si no tuvieses sabiduría. Existe la sabiduría que comprende la impermanencia, la sabiduría que comprende que las personas están vacías de autosuficiencia o existencia sustancial, la sabiduría que comprende el vacío de la dualidad –esto es, la diferencia de entidades entre sujeto y objeto– y la sabiduría que comprende el vacío de la existencia inherente. Aunque hay diferentes tipos de sabiduría, la principal de todas estas es la sabiduría que comprende el vacío.

La pureza debe lograrse mediante la unión indivisible entre el método y la sabiduría; dicha unión está simbolizada por la última sílaba, Hum, que indica indivisibilidad. De acuerdo con el sistema del sutra, esta indivisibilidad del método y la sabiduría se refiere a la sabiduría afectada por el método, y al método afectado por la sabiduría. En el vehículo del mantra, o tantra, se refiere a una conciencia donde existen en forma completa ambas, la sabiduría y el método como una entidad indiferenciable. En términos de las sílabas semilla de los Cinco Budas Conquistadores, Hum es la sílaba semilla de Akshobya, el inamovible, el no fluctuante, aquel que no puede ser perturbado por nada.

Así, las seis sílabas, Om Mani Padme Hum, significan que a partir de la práctica de un camino, que es la unión indivisible del método y la sabiduría, puedes transformar tu cuerpo, tu habla y tu mente impuras en el cuerpo, el habla y la mente puras y exaltadas de un buda. Se dice que no debes buscar la budeidad fuera de ti, las sustancias para el logro de la budeidad están dentro de ti. Como dice Maitreya, en el Sublime Continuo del Gran Vehículo (Uttaratantra), todos los seres tienen intrínsecamente la naturaleza búdica en su continuo mental. Tenemos dentro de nosotros la semilla de la pureza, “la esencia de aquellos que han ido” (Tathaghatagarbha), que debe ser transformada y desarrollada completamente en la budeidad.

Mandala del Buda de la Compasión y el Perdón

Cada sílaba también representa uno de los seis reinos. Recitar el mantra beneficia a los seres de los seis reinos. Además, cada sílaba pacifica una de las seis emociones negativas.

Om pacifica la ignorancia, Ma, el enojo, Ni, la falta de generosidad, Pad, el deseo, Me, los celos y Hung el orgullo.

Entonces cuando se recita el mantra, éste llega a los seis reinos y pacifica las seis emociones negativas, además al recitarlo se desarrollan las seis perfecciones.

Om desarrolla la generosidad. Ma la ética, Ni la paciencia, Pad la perseverancia, Me la meditación y Hung desarrolla la sabiduría del darse cuenta.

Recitar este mantra también desarrolla los siddhis (o poderes). Om desarrolla el siddhi último, la iluminación. Ma desarrolla los siddhis ordinarios, los poderes psíquicos. Ni desarrolla el siddhi de remover la enfermedad y los obstáculos a la práctica. Pad desarrolla el siddhi de la larga vida y el incremento del mérito. Hung desarrolla el siddhi de reunir los requisitos de alimentación, vestimenta y techo.

Se trata entonces de un mantra muy poderoso. De acuerdo a la tradición sutrayana de las etapas de la iluminación, Om cruza el camino de la acumulación. Ma atravieza el camino de la unión, Ni cruza el camino del ver. Pad atravieza el camino de la meditación. Me atraviesa el camino de no-más meditación. Y Hung desarrolla todas las cualidades de la iluminación.

Recitar el mantra desarrolla el mérito de alcanzar el cuerpo, palabra y mente, cualidades y actividades de Chenrezig o Kuan Yin. Al meditar un@ deberá visualizar a Chenrezig o Kuan Yin lo más claramente posible, con 4 brazos. Su mano derecha sostiene un mala o rosario de oración, que simboliza liberar a todos los seres.

Su mano izquierda sostiene una flor de loto que simboliza la compasión. Las otras dos manos sostienen una joya que simboliza satisfacer los deseos de los seres sintientes.

En el corazón de Chenrezig o Kuan Yin hay un loto y sobre éste un disco lunar sobre el cual está la sílaba raíz Hrih (en la foto esta sílaba se encuentra en el centro), rodeada por el mantra de las seis sílabas, girando alrededor de la sílaba raíz.

El primer aspecto de la práctica es desarrollar una visualización clara y el segundo aspecto es desarrollar pensamientos compasivos dirigidos de manera imparcial hacia todos los seres sintientes.

La luz que se irradia desde la sílaba raíz y el mantra, llega a todos los seres purificando sus contaminantes y liberándolos.

Entonces la luz regresa a Chenreig o Kuan Yin y permanecemos en meditación unipuntual (o meditación en un solo objeto, por ejemplo, en la respiración). Aunque acumular los beneficios de recitar mantras es benéfico, hacer el esfuerzo por realizar la práctica de manera correcta es más importante. Si no pueden hacer la visualización completa, simplemente vean que del corazón de Chenrezig o Kuan Yin sale luz blanca. Si pueden, visualicen que el mantra irradia luz y que ésta luz regresa a ella.

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Jake
    Jul 14, 2013 @ 00:35:04

    Hola,

    Imagino que no solamente existen Silabas de Armonía sino también de caos, qué tan cierta es mi suposición? Gracias.

    Responder

    • ღॐ Miryam SF ॐღ
      Jul 14, 2013 @ 20:19:59

      Hola, Jake

      Gracias por tu pregunta. Aquí te contesto: Sí, claro que también existen sílabas de caos. Todos nuestros pensamientos están dominados por la confusión que nos hace sufrir. La única manera de salirnos de ahí, es acallando la mente a través de la Meditación, Mantras, … Que nos dan la oportunidad de salir de ese continuo desconcierto.

      Dentro del caos también hay una Armonía y esa siempre se dirige a la Paz. Las palabras del caos, son utilizadas por las personas dominadas por el caos. El caos solo domina al caos.

      Solo existe una Armonía y un discernimiento y se llega a través del Corazón.

      Ahora, si te refieres a las distintas realidades que podemos experimentar, una de ellas podría ser: La de dar valor equivocado a palabras negativas.

      Podemos crear un submundo no real donde personas que le dan el mismo valor a esas palabras podrían cargar de cierta fuerza su utilización. No sería más que un nuevo laberinto que no nos haría avanzar y estaría cargado de Karma o un aprendizaje duro.

      Bendiciones

      Responder

  2. Pamela Rodriguez
    Nov 03, 2013 @ 05:20:53

    Sabes?!, este Mantra lo escuché por primera vez en mi clase de Pilates, y después supe que era el Mantra de Kuan Yin cuando me inicié como Maestra de Magnified Healing!!

    Lo que me dice esto es que estaba en mi mente o en mi Camino el que tenía que conocer a la Maestra Kuan Yin. Y algo que me hace muy Feliz y Dichosa es estar entre sus Maestras que ayudan con la Conexión enviando las Energías de esta Tierra a la Llama Violeta para que sean Transmutadas. Gracias por estar entre esas Maestras!!

    Muchas Gracias por esta maravillosa Página y muchas Bendiciones en la Luz Violeta.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s