FLORES DEL MUNDO

A ti mujer, que nutres el mundo,
que amamantas las generaciones venideras,
que banderas la libertad y el pensamiento.
A ti, yo no te miento, tu intuición te guía.

A ti mujer, que engendras en tu vientre,
que albergas la esperanza,
de un mundo de paz, solidaridad y amor.
A ti, yo te dedico este poema.

A ti mujer, que por complacer a otros,
mueres cada dia un poco,
te diluyes en el polvo,
renunciando a tu destino.

A ti mujer, que niegas tu poder,
que a otros le entregas,
que permites que te reduzcan a carne,
que te regalas a precio de nada.

A ti mujer, que no valoras tu esencia,
que te has olvidado de quien eres,
de aquello que viniste a ser y hacer.
A ti, mujer perdida, me dirijo.

A ti mujer, que te prostituyes.
A ti mujer, que reniegas de lo que eres.
A ti mujer, que te dejas esclavizar por las tendencias.
A ti mujer, que ha olvidado su memoria.
A ti mujer, que te has vendido por dinero o estatus.
A ti mujer, que te muestras como muñeca hinchable.
A ti mujer, que entregaste tu libertad por amor.
A ti mujer, que soportas malos tratos en silencio.
A ti mujer, que eres ultrajada en conflictos bélicos.
A ti mujer, que te tapan con un burka y te condenan al ostracismo.
A ti mujer, a quien la sociedad empuja al abismo.

A ti mujer, dirijo estas letras.
Que recuperes tu memoria,
que duele más la castración psicológica,
que la mutilación genital.

A ti mujer, te imploro que te levantes,
en cualquier sociedad,
que te despojes de la sumisión y el miedo,
y que luches para cumplir tu tarea en el mundo.

Más